¿Qué es la inteligencia artificial?

Se habla mucho de la inteligencia artificial, así como del impacto que va a tener en nuestras vidas junto con la robotización. No obstante, nadie explica qué es, y cómo de inteligente es.

More...

Inteligencia artificial: ¿qué es?

Como ya te dije en un artículo anterior, cuando se habla de robotización se suele tener una idea equivocada. Que, en un futuro, robots humanoides van a recorrer las calles. O que van a realizar trabajos que hasta entonces realizaba un ser humano.

En realidad, cuando se habla de robotización se habla de automatización. Es decir, de líneas de código que ejecutan un algoritmo. En ocasiones pero no siempre, este código va a requerir un brazo mecánico para realizar una tarea concreta. Los robots humanoides serán una minoría.

Cuando se habla de inteligencia artificial ocurre algo similar.

En este caso no hay que pensar en robots inteligentes, tan inteligentes como un ser humano, o más, que van a poner en peligro el futuro de la humanidad.

La realidad es bastante más sencilla, pero no tan cinematográfica (ni tan terrible).

La bolsa contiene infinidad de patrones

Lo que hace que un robot, o un programa, sea inteligente es la capacidad de tomar decisiones de manera autónoma.

¿Qué significa tomar decisiones de manera autónoma?

Quizá hayas oído hablar de que para ser un buen programador hay que ser bueno en la resolución de problemas.

¿Por qué?

Porque antes de empezar a programar debes haber determinado el algoritmo del proceso que quieres que tu programa realice. Si tu programa recibe alguna información (algún input en forma de archivo de texto, por ejemplo), esa información ha de estar estructurada de una manera que el programa la entienda.

Esa es la principal característica de un programa "no inteligente": trabaja con información estructurada.

Una inteligencia artificial, en cambio, trabaja con información no estructurada. Es decir: es capaz de reconocer a una persona, o un objeto, en una posición o en una postura en la que no lo había visto antes. Así pues, decide de manera autónoma qué es lo que ve.

Información no estructurada que recibe una inteligencia artificial

Tomar decisiones de manera autónoma significa ser capaz de reconocer patrones en una masa de información no estructurada.

Inteligencia artificial vs. programa no inteligente

Te pondré un ejemplo. Imagínate que tienes ante ti una interfaz muy sencilla: dos campos de texto y un botón. Al pulsar el botón, obtienes la suma de los dos valores que introduces en los dos campos de texto.

Así, el programa recibe información estructurada y realiza la función para la que ha sido programado. Si introduces texto en lugar de números, el programa no sabe cómo continuar (y no lo hace).

En cambio, una inteligencia artificial busca patrones. La información no estructurada puede ser la imagen de una calle concurrida (para buscar a una persona en concreto). También puede ser la información de la evolución de un índice de valores en bolsa (para ser capaz de prever una caída de la bolsa o una subida repentina; se utilizan sobre todo en los mercados de criptomonedas). U, otro ejemplo, el sonido de un cristal al romperse (para discernir si se ha roto un vaso o si un ladrón ha roto una ventana: en ese caso, avisar a la policía).

Un ejemplo muy sencillo de inteligencia artificial es tu smartphone. ¿Has visto esos filtros de la cámara, que superponen sobre tu cara una barba, o un morro de gato? ¿Cómo crees que sabe la cámara dónde está tu cara? Ha aprendido a distinguirla en el input de información no estructurada que entra por el objetivo.

Así pues, la inteligencia artificial ha de aprender a reconocer patrones.

¿Cómo aprende una inteligencia artificial?

Hay dos características esenciales que diferencian un programa de ordenador de un ser humano (en materia de habilidades).

  • Por un lado, un programa es capaz de realizar con mucha facilidad y rapidez acciones que a nosotros nos resultan muy difíciles o imposibles. Un ejemplo de esto son los cálculos matemáticos con muchos factores.
  • Por otro lado, y esto es muy curioso, le resulta muy difícil realizar acciones que a nosotros nos resultan muy cotidianas.

Pikachu y TensorFlow

Un ejemplo de software de aprendizaje es TensorFlow, desarrollado por Google (sí, Google también está metido en esto, ¿lo dudabas?). Como lo define la Wikipedia:

TensorFlow es una biblioteca de código abierto para aprendizaje automático a través de un rango de tareas, y desarrollado por Google para satisfacer sus necesidades de sistemas capaces de construir y entrenar redes neuronales para detectar y descifrar patrones y correlaciones, análogos al aprendizaje y razonamiento usados por los humanos.

Pues bien, Juan de Dios Santos, experto en aprendizaje automático, creó una aplicación de Android utilizando TensorFlow y lo adiestró para que reconociera a Pikachu en una fotografía.

Necesitó la friolera de 230 imágenes de Pikachu en distintas posturas para que la inteligencia artificial aprendiera los patrones necesarios para reconocer a dicho personaje en cualquier imagen.

Pikachu 99%

Pikachu: 99%

Pero lo cierto es que, si lees el artículo, verás que la inteligencia artificial no reconoce a Pikachu siempre. Hay ocasiones en las que no lo ve, simple y llanamente. O no está segura de estar viéndolo.

En cambio, cualquier persona podría reconocer con facilidad a Pikachu tras haberlo visto una sola vez.

¿Qué utilidad tiene reconocer a Pikachu?

Si te parece una tontería realizar una app que reconoce a Pikachu, párate a pensar en el potencial que tiene. Esta app es solo un ejemplo.

Imagínate que, en un futuro, necesitaras renovar tu carné de identidad, o pasaporte, y la policía no necesitase que llevaras una fotografía. En lugar de ello, ellos mismos te realizarían una foto con una cámara multiobjetivo, que captaría tu rostro desde distintos ángulos. Un software podría crear una imagen en 3D de tu cara y pasársela a una inteligencia artificial que, en microsegundos, aprendería qué aspecto tienes y sería capaz de reconocerte en una multitud.

¿Ciencia ficción? Las videollamadas también lo eran.

La tecnología necesaria para el control total está a un paso de distancia, no lo dudes.

La percepción de la inteligencia artificial difiere de la nuestra

¿Te he asustado?

Tranquil@: las cosas todavía no están tan desarrolladas. Ya has visto que una inteligencia artificial es básicamente estúpida y necesita una gran cantidad de información para aprender.

Si una inteligencia artificial dispone de fotos de tu cara para reconocerte, ¿qué pasas si cambias de aspecto? ¿Si te cortas el pelo, o si te dejas barba? Quizá podría ser que haya una cámara situada en un pasillo del metro, que te reconoce cada vez que te ve venir. No obstante, un día llegas por otro camino y la inteligencia artifical no te reconoce. ¿Por qué? Porque en el patrón que utiliza para reconocerte introdujo la condición "siempre aparece por el extremo del pasillo". Un día entraste por la puerta de la derecha, y dejaste de ser tú.

Es difícil crear un patrón válido en todas las circunstancias

O quizá te pintaste dos rayas debajo de los ojos, como un jugador de rugby, y la cámara no solo no te reconoció, sino que te confundió con una tostadora.

A día de hoy la inteligencia artificial se utiliza para realizar una única tarea. Esto se debe a que se requiere bastante material para que aprenda (y mucho tiempo, si el material se ha de preparar manualmente). Aún así, su capacidad de comprender la información no estructurada que recibe difiere de la nuestra. Es difícil saber por qué una pegatina psicodélica es capaz de hacer creer a una inteligencia artificial que un plátano es, de nuevo, una tostadora. Tú sigues viendo el plátano ahí, con pegatina o sin ella.

Incluso cuando reconoce un plátano, tiene la pequeña duda de si está viendo una babosa (slug).

Una inteligencia artificial no percibe (en un sentido amplio) la realidad como lo hacemos los seres humanos. En realidad, no la percibe en absoluto.

¿Hasta dónde puede llegar una inteligencia artificial?

Es normal plantearse esta pregunta, pero hay una mejor: ¿para qué? Es decir, ¿qué beneficio económico tiene crear una inteligencia artificial indistinguible de un ser humano? Crear algo así requiere una gran inversión económica, y ninguna empresa privada (y menos aún, una empresa pública) va a hacer ese gasto por amor al arte.

En resumen, una inteligencia artificial se utiliza, y se va a seguir utilizando durante mucho tiempo, para realizar una única función. Eso sí, en esa única función va a exceder cualquier esfuerzo humano.

Robot humano

Por otro lado y en un sentido filosófico, esta pregunta no tiene una respuesta definitiva. Si crees que hay un algo que te hace ser humano, y que es independiente de tu parte física, entonces pensarás que un robot nunca será como un humano.

Lo cierto es que, más allá de los límites que impone el desarrollo tecnológico, no hay razones para pensar que una inteligencia artificial sea incapaz de superar al ser humano. Es muy posible que no lo vaya a hacer en un futuro cercano. Pero dentro de 100 años quizá todo haya cambiado.

Eso sí, no lo veremos.

¿Qué supondría que una inteligencia artificial fuese indistinguible de un ser humano? ¿La convierte eso en humana? ¿o implica que un humano es un robot biológico? ¿Tú qué opinas?

Deja una respuesta 0 comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies